jueves, 30 de noviembre de 2006

Algo para leer IV: Día espeso

ATENCIÓN: Este post contiene varios Spoilers Ale.

Si os asomáis por la ventana sabréis que ayer tenía un día espeso, o como dicen los conocedores de Desayuno con diamantes (esa película que nos enseñó que Anibal no siempre fue él mismo), podría definirlo cómo día rojo.



- ¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?
- ¿Color rojo? querrá decir negro.
- No, se puede tener un dia negro porque una se engorda
o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más.
Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué.

Pero la verdad es que tuve suerte. Pasadas las nueve había quedado con el grupo de folloneros (cuyo único objetivo parece ser el que nos boten de los sitios).

Coger el coche en Barcelona a según que horas es una de las primeras razones no reconocidas de suicidios masivos. Así, y pese a que hubo un mani a las siete en su contra, me fui en tren. Entre que hace más de un año que no piso RENFE y mi predisposición a llegar antes de la puntualidad me encontré aburrido media hora antes en el lugar convenido. Y me fui a una librería… aunque fuera a matar el tiempo. Y de repente ostia with the flower.

Jo y yo que ya no me acuerdo del anterior... no lo compro. ¡¡¡¡¡Huelga contra BF!!!!!

Pero es que Stosporosky es malo y Bibliópolis fanstastica más. Encima de hacer un portada con los Gallego Bros (quién os ha visto y quién os ve) va y en la contraportada (poner la contraportada ¿es Spoiler?... SGAE llama a Siraskiski y pregúntaselo) eligen este trozo de Saproski:

- Puedo darte todo lo que desees -dijo el hada-. Riqueza, poder y cetro, fama, una vida larga y feliz. Elige.

- No quiero riqueza ni fama, poder ni cetros -respondió la bruja-. Quiero un caballo que sea negro y tan imposible de alcanzar como el viento de la noche. Quiero una espada que sea luminosa y afilada como los rayos de la luna. Quiero atravesar el mundo en la oscura noche con mi caballo negro, quiero quebrar las fuerzas del Mal y de la Oscuridad con mi espada de luz. Eso es lo que quiero.

-Te daré un caballo que sea más negro que la noche y más ligero que el viento de la noche -le prometió el hada-. Te daré una espada que será más luminosa y afilada que los rayos de la luna. Pero no es poco lo que pides, bruja, habrás de pagármelo muy caro.

- ¿Con qué? En verdad nada tengo.

- Con tu sangre.


Flourens Delannoy, Cuentos y leyendas

Os odio. Hablar de brujas es trampa. Mamones.

Encima la primera frase (que tampoco es mucho spoiler) de Surefriski es

Como todo el mundo sabe, el universo, como la vida, es un círculo.

Ahí me rendí. Ver una frase que yo he dicho y explicado a varias personas en mi vida al inicio del libro fue lo último. ¡¡Te maldigo Siroskis!! ¡¡¡Has vuelto a conseguirlo!!!

Tras salir de la libreria me convertí en un nuevo ser. Con mi pelo (demasiado) corto, mi barba de tres (si, es tres, no más) días, mi casaca naranja y de nuevo con mi sonrisa. Y además esperándome la mejor compañía del mundo: el grupo de folloneros. Pero eso... eso es otro post y debe ser contado en otra ocasión.

Frase del día (Jordi, el señor de las anécdotas).-

Mi perro se ha comido mis gafas.


Pd.- La saga de Geralt de Rivia (escrita por Andrzej Sapkowski, el hombre que ha conseguido que no pida los libros por su autor) la componen siete (otro número generoso) libros. El sexto de ellos es La torre de la golondrina. Y... sí, los recomiendo. Se siente.

5 comentarios:

la desconocida dijo...

Parece que el día terminó mejor de lo que empezó... ¿o no fue así? Creo que tengo que volver a leer el post... hoy estoy espesa. Y luego sigo comentando.

Feliz jueves.

Tako dijo...

Bueno espeso estaba yo también ayer... y hoy bastante, a decir verdad. Pero el día, efectivamente, acabó mejor de lo que empezó.

la desconocida dijo...

¡Ay! El círculo de la vida... ¿que me tendrá preparado?

Tako dijo...

Desconocida

¿Has visto el rey león?

En un ciclo sin fin que lo envuelve todo
Y aunque estemos solos debemos buscar
Y así encontrar nuestro gran legado
En el ciclo, el ciclo sin fin.

Be dijo...

Sólo he leído el primero, y me encantó. Tengo que ir de compras (o escribir la carta a los Reyes).