lunes, 11 de junio de 2007

¡¡Aquelarre!!


En capitulos anteriores...

Fui nombrado brujo indio, con toda la parafernalia, por una de mis cuatro brujas (Úrsula, Pecas, Pachamama y Arduenna) aunque creo que en esa nominación hubo algo de recochineo. En su principio las comparé, por su edad y por su influencia en mi vida, con las parcas ahora las relaciono con sus lugares - norte, sud, este y oeste - o con su(s) elementos - tierra, mar, aire y fuego -).
Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.
Demos, trasnos e dianhos, espritos das nevoadas veigas.
Corvos, pintigas e meigas, feitizos das mencinheiras.
Pobres canhotas furadas, fogar dos vermes e alimanhas.
Lume das Santas Companhas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios.
Oubeo do can, pregon da morte, foucinho do satiro e pe do coello.
Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.
Averno de Satan e Belcebu, lume dos cadavres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernales cus, muxido da mar embravescida.
Barriga inutil da muller solteira, falar dos gatos que andan a xaneira, guedella porra da cabra mal parida.


El primer Aquelarre que convoqué, como brujo oficial, dio buen resultado. De mis cuatro brujas participaron tres y la otra era una de las destinatarias. El triangulo que formamos en aquella ocasión tenía un hipotenusa de dos mil trescientos kilómetros, que no está nada mal.

Con este fol levantarei as chamas deste lume que asemella ao do inferno, e fuxiran as bruxas acabalo das sas escobas, indose bañar na praia das areas gordas.

A ver… no mal pensemos. No era un Aquelarre sexual, ni vino ningún diablo, ni nos pegamos una comilona, ni bailamos hasta al amanecer… no por falta de ganas, debo añadir. Nadie vino volando en escobas (mis brujas normalmente eligen el avión… bueno menos Úrsula pero en la práctica es ella quién más lo usa), no se presentó Cojuelo (camino del infierno, tanto anda el cojo como el viento*) para convocarnos (fue vía sms, es lo que tiene la vida moderna), ni realizamos ninguna fechoría, ni encendimos hogueras (pero avivamos el inicio del fuego).

¡Oide, oide! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no agoardente, quedando asi purificadas.

El primero fue un éxito y por ello desde el viernes se ha declarado el estado de Aquelarre. Como ya tenemos práctica no vamos a conjurar una situación, sino múltiples: un regreso, una partida, un reencuentro, un deseo muy viejo, dos juicios, una búsqueda, unas notas, dos inicios, un final, varios exámenes sueltos, persecuciones… Y tengo que añadir que ya se ha cumplido una cosa.

E cando este brebaxe baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa ialma e de todo embruxamento.

Así pues, estamos en reunión de brujos. Estaremos por la playa. Yo prometo hacer una queimada o un ron cremat, según gustes. Sir Villet os sorprenderá con sus papas a la huancaina (bueno, teniendo en cuenta que es un salsa, puede hacer loquequieras a la huancaina).

Forzas do ar, terra, mar e lume, a vos fago esta chamada: si e verdade que tendes mais poder que a humana xente, eiqui e agora, facede cos espritos dos amigos que estan fora, participen con nos desta queimada.

Este estado se alargará hasta San Juan... ese día quemaremos todo lo que toque... puedes dar ideas.

*-Esos son demonios de mayores ocupaciones -le respondió la voz-: demonio más por menudo soy, aunque me meto en todo: yo soy las pulgas del infierno, la chisme, el enredo, la usura, la mohatra; yo truje al mundo la zarabanda, el déligo, la chacona, el bullicuzcuz, las cosquillas de la capona, el guiriguirigay, el zambapalo, la mariona, el avilipinti, el pollo, la carretería, el hermano Bartolo, el carcañal, el guineo, el colorín colorado; yo inventé las pandorgas, las jácaras, las papalatas, los comos, las mortecinas, los títeres, los volatines, los saltabancos, los maesecorales, y, al fin, yo me llamo el Diablo Cojuelo.

El diablo Cojuelo
Luis Vélez de Guevara

5 comentarios:

Duschgel dijo...

No deja de ser curiosa una convocación de bruj@s para bruj@s. Es lo que tiene: la propia magia sirve sólo para los demás.

¡Un gran beso embrujado!

Antígona dijo...

Ay, Tako, yo me sumo al estado de aquelarre pero ya. La escoba ya la tengo desempolvada y todo, aunque tengo que hacerle un par de reparaciones. Pero en cuanto esté lista me planto en la playa y me sumo a la queimada, al ron, y por supuesto a las papas de Sir Villet.

Y a la hoguera con... el maldito es3 lo primero... luego ya veremos.

Un gran beso

-------

Tako dijo...

Duschgel

La propia magia sirve sólo para los demás.

Ese es el tema... que no nos sirve a nuestros fines. Pero ya sabes el truco... pedir para los demás.

Besos, que pido para los demás, esperando que lleguen a mi ;-)

Antígona

Conozco a unos cuantos mecánicos de escobas, si eso te pongo en contacto con ellos.

Apunto tu estrés (y el mío) para esa queimada.

Un beso, un poco ardiente.

Almost Evil dijo...

Consultaré con los demás demonios si han escuchado tu invocación... :p

Tako dijo...

Almost Evil

Bueno ya he visto alguno de los demonios que han llegado. Quieras que no eso ha dado más seriedad al Aquelarre y se ha funcionado otro conjuro.

Besos, los que permita la señora diablesa :P