lunes, 23 de abril de 2007

Sant Jordi

Varias veces he comentado la idiosincrasia catalana. La manera de volver a repetir mi teoría es explicar un poco sobre la fiesta de Sant Jordi.

Que el día veintitrés de Abril Cataluña celebre su festival del amor particular es el primer síntoma de nuestras ganas de llevar la contraria. Nuestro día de los enamorados es hoy, Sant Jordi (lo siento… decir San Jorge – y uno de mis grandes amigos se llama así – me griñola – sí, es una catalanada - ). El segundo ejemplo es, desde mi punto de vista, que esta festividad no es festiva eso (y el onze de septiembre en el que - tornaran els segadors - celebramos una derrota) también es sintomático. Así, pues, hoy todo el mundo intenta tener un momento de escaqueo para darse una vuelta por las mil paradas de libros y las tres mil de rosas (compre rooosaaaas… me las quitan de las maaaaanoooos)… pero… vamos a ver… ¿alguien no sabe de dónde viene todo esto? Vale… ¿a quién le interesa?

Aquí... Santa Georgina

Pero el cachondeo no acaba ahí. El caballero resulta que es de Capadocia. Vale… ¿cómo un turco encarna la nacionalidad catalana? (otro ejemplo de idiosincrasia catalana… si fuera un polaco tendríamos el chiste aún más fácil) Vamos… seguro que no llegó a Cataluña en un jet o cabalgando. Se ve que a Sant Jordi ya estaba presente en Grecia (cosa fácil… en Grecia estaba presente TODO… al menos en un inicio, ¿verdad?). Nuestro amigo murió decapitado por profesar su fe, pese al edicto de persecución contra los cristianos… y se le hace mártir (aunque no tengan bien claras las razones). Y ahí se queda.

Pero… claro... luego está la leyenda.

Sant Jordi luchó contra un dragón muy feroz, que echaba fuego por la boca y tenia prisionera a una princesa… luchó con su espada hasta vencerlo, y liberó a la princesa.


Un dragón con contrapeso en las alas... y cola para mantener el equilibrio.

Después Sant Jordi es escogido por el Conde de Barcelona Borrell II para decorar sus armas. Borell explicaría que, con la ayuda de tan sólo nueve hombres (nada de trescientos, nada), fue posible recobrar la capital mediante la intervención de Sant Jordi, envuelto en una nube, cabalgando en un caballo blanco y blandiendo un rayo por espada (jo... yo sólo quiero que me toque el euromillón y no me toca... claro que, quizás, debería jugar)... los guió en la lucha. O en el año 1094 Pere I gana un batalla gracias a Sant Jordi… y los soldados del reino honraban al santo patrón e instituían órdenes de caballería (que tomaron parte de las Cruzadas).

El concepto dragón es muy amplio.

Pero, si has visto alguna vez la diada de Sant Jordi, a estas alturas debes estar preguntándote. ¿Sientes como que falta algo verdad?... Cierto. La diada se Sant Jordi se basa en un intercambio de regalos: rosas y libros. La norma indica que la chica recibe del amigo y/o/u jefe y/o/u compañero y/o/u bueno, lo que sea, una rosa. El chico un libro. A ver situemos ambos.


La capa también es de metal.

Que... a todo esto... tanto Sant Jordi matando a un dragón... ¿habeís observado el tamaño de los dragones?

Sant Jordi matando a la salamandra.

Todo el mundo se pone, más o menos, de acuerdo: seguro que todo nació con un excedente de rosas (o quizás con las clásicas ferias florales de primavera) o en el regalo, en forma de flores, que se hacía, en la iglesia, a las mujeres.

Y lo de los libros... una genial idea de algún librero que también observó la Unesco. Tal día como se rememora a Cervantes, Skakespeare, Pla...

Así, pues, en resumen... a lo que quería llegar.


FELIÇ SANT JORDI


8 comentarios:

querida_enemiga dijo...

Bueno yo no soy objetiva, está claro que cuando me tocan el punto catalán me atonto... pero vamos, que para mí es un día muy especial, además de ser nuestro día de los enamorados, todo este tinte legendario que parece mentira, no se pierde y a los niños se lo meten en las clases, pues me gusta.

Aquí en casa hacemos dos días de los enamorados porque nos queremos mucho y porque mi pareja es de Salamanca. Sí, de Salamanca. Ya, ya... Es de Salamanca, cosas que pasan.

Bueno, felicidades por tu post, tan genuino y lleno de paréntesis como tú sólo sabes hacerlos.

FELIÇ DIADA!!!

PD: En mi casa, siguiendo con nuestros rasgos diferenciales, el chico ha recibido en lugar del libro una PSP, por la cual lleva dando guerra muchos meses. Agrupo así regalo de St.Jordi y de nuestro 5º aniversario que será en breve.

Antígona dijo...

Así que la chica recibe una rosa, que se le pudre en tres días, y el chico un libro que le dura toda la vida y le procura horas y horas de entretenimiento.

Esta tradición la inventó un hombre, ¿no? :P

Felicidades por el post, Tako, me ha encantado enterarme de toda la historia, de la cual no tenía ni idea.

Y feliz día de Sant Jordi!

Un beso!

Tako dijo...

Querida

Oh! Salamanca!! Me encanta Salamanca!!

Ese barrio de los vinos! Esa catedral, por supuesto!

¡¡Y esa rana!!

¿Ya has podido encontrar la rana, querida?

Y, mira, no he realizado ninguna gracia sobre los papeles... de nada.

Un gran beso.

Antígona

Por supuesto que la inventó un hombre :p

De todas maneras la regla general es la que expliqué pero, después, la rosa acaba siendo un afegit y la chica también recibe un libro.

Eso sí... tendrías que ver algunas rosas que se venden (rosas de cristal, por ejemplo) que duran más y mejor... y además no suelen tener espinas.

Un gran beso.

Duschgel dijo...

¡Feliz día de Sant Jordi, Tako y Sir Villet!

nochnoi dozor dijo...

FELIZ DIA DE SANT JORDI.


ME INTERESA EL TEMA DEL DRAGON Y TAL........


RESPETUOSOS SALUDOS.
PD: SIR VILLET, COMO VA NUESTRO POST CONJUNTO (again!)
PD2: PARA CUANDO UN POST TAKO/NOCHNOI?

Tako dijo...

Duschgel

¡¡¡FELIZ DIA DUSCH!!!

NOCH

SE ME ACABA DE OCURRIR UN IDEA, NOCH

SALUDOS DE CABALLERO A CABALLERO

querida_enemiga dijo...

Sí vi la rana, sí... qué pesaditos se ponen por una tontería, la virgen.

Tako dijo...

JAJAJAJAA

Pues la verdad, sí... recuerdo la primera vez que me la enseñaron (la rana) estaba con tres salmantinos que no paraban de insistir

- ¿La ves? ¿La ves? ¿LA VEEEES?

Y yo... que no.

- Joder, está ahí.
- ¡Ah! ¿Era eso? Pues... me la imaginaba más grande.