lunes, 2 de julio de 2007

Las cosas que nunca te dije sobre Junio.

Hay muchas conversaciones contigo que recuerdo. En una de ellas me decías, como frase del día, que parecía que me dieran grima los tópicos. Sí, me la dan. No es que quiera dármelas de original, que no lo soy. Simplemente me da rabia tener que acabar con frases manidas para explicar un sentimiento o una sensación y, en ese momento, desearía tener el don de la palabra que no tengo. Pero, al fin y al cabo, yo también soy víctima y verdugo de estos clásicos. Así que, para ti, un post de típicos tópicos… y saca de ellos lo que puedas.


Si en algo nos ha ayudado la historia es para motivarnos en cosas imposibles: entre cids, mosqueteros que no sabían contar, imperios más o menos absurdos, caídas de los mismos a manos de tres barcos y demás podemos decir que nada es imposible. ¡MEC! También nos ha enseñado que llamarla armada invencible no fue buena idea o lo determinante del tamaño si eres un iceberg. Aprendemos de nuestra historia para volver a caer, con menos gracia si cabe, en los mismos errores de siempre.

Pero bueno, en el caso que nos ocupa, siempre podemos afirmar desde que cualquier tiempo pasado fue mejor hasta que el futuro es incierto... pasando por el carpe diem.

La historia, o mejor dicho el contexto histórico, justifica muchas cosas. Grandes fracasos que luego se convierten en inventos, pequeños descubrimientos serán la bomba… literalmente hablando. Ya sabes, aquello de imaginarse que dirán de nosotros los libros (que ya no lo serán).

Con estas permisas como mínimo tres personas no deben estar de acuerdo pero continúo.

Esta sección ha llegado a ser historia y está a un paso de ser mito.

Y ahí ya la hemos liado.

Todos los errores que se advierten en la historia no se contemplan en los mitos.

Los mitos se marchan del espacio-tiempo, dan un looping y suben. Poderes divinos, héroes, explicaciones sobre el bien, creaciones de mundos, destrucciones...

Y luego, claro, tienes un mito y se te cae. Pero eso es por no dejar el mito en su lugar imaginario. Atribuyes un poder a alguien pero nadie es de hielo, ni invulnerable, ni el eterno fiestero… ni el mejor trabajador.

Así, antes de que la sección pase a ser un mito, la tumbo. Por una vez y que sirva de precedente.

Ah... que no se me olvide. Ahí va la canción del mes.

7 comentarios:

Dejate_Llevar dijo...

No hay que confundir TÓPICOS (finales como: “te dejo, porque mereces algo mejor”), con MITOS históricos y sobre todo, cuando mitificamos a una persona, sin conocerla casi de nada, acaba convirtiéndose en OBSESIÓN.

La mitificación que se convierte en obsesión, de acuerdo en tumbarla, desmitificarla.

Saludos

Tako dijo...

Dejate_Llevar

¿Lees mentes en la intimidad?

Jo que miedo.

Besos con mitos o sin ellos.

Antígona dijo...

Pues sí, Tako, mitos sólo debemos hacer de quienes ya han muerto o nunca serán una realidad para nosotros. De lo contrario, corremos el más que probable riesgo de que nos decepcionen. Y no será culpa de ellos, sino de nuestra capacidad de mitificación.

Si es que nos gustan demasiado los superhéroes como contrapunto de nuestra propia debilidad...

Yo también me voy a cargar hoy algún mito que otro, que se le debe quedar a uno un buen cuerpo que pa qué ;)

Un beso grande

Almost Evil dijo...

Jo.

A mí me gusta escuchar las cosas que nunca se han dicho.

Duschgel dijo...

A mí también me gustan los resúmenes delmes. Pero bueno, todo sea por no crear mitos y, sobre todo, por no destrozarlos luego.

¡Un beso muy grande, Tako!

querida_enemiga dijo...

Anda, anda, anda... qué poco actualizamos, amigo.

Tako dijo...

Antígona

Lo bueno es que se queda uno como dios al cargarse un mito :-)

Un beso enorme!

Almost-Evil

¿Acaso he dicho que no las vas a oír?

Besos.

Duschgel

No sufras Dusch… seguro que Sir Villet me acaba llevando la contraria y, de una manera u otra, los hace.

Besos sin countdown o con ella :P

Querida

Es curioso que me lo digas hoy… en un rato actualizaremos.

Besos.