lunes, 12 de marzo de 2007

Resumen de (casi) todo.

Dicen los chinos (o los japoneses… bueno los asiáticos, seguro) que para abrir una tienda tienes que saber sonreír. Si, como yo, compran en todos a un euro o comen en restaurantes-rol·lo-plimavela sabrán que eso es otra frase hecha.

Por otra parte, cualquier conocedor de la teoría de la comunicación o un currante de telemarketing sabe que para hablar de manera correcta por teléfono hay que sonreír.

Mentira.

Si hablo (cara a cara o por teléfono) con una sonrisa irónica, cínica o falsa no servirá para nada.

Ayer hacia las nueve recibí una llamada inoportuna (aunque fuera para felicitarme) que, también inoportunamente, contesté. La persona que habló conmigo me lanzó lo que, para Tako, sería la frase del día.

- Estas sonriendo.

Tenía razón. Estaba sonriendo. Era feliz. Soy feliz ahora. Tuve una tarde genial en la que nada fue programado. El año que viene me pido repetir cumplir treinta, por favor. Y me gusta este lunes. Hoy me siento tan fuerte que pienso que nadie me puede tocar.


10 comentarios:

Sueños dijo...

Me alegro por tus sentimientos:
"Soy feliz ahora. El año que viene me pido repetir cumplir treinta, por favor. Hoy me siento tan fuerte que pienso que nadie me puede tocar."
No dejes que nadie te toque, para quitarte ni una pizca de esa felicidad
!Cuídala!, Déjala volar sobre ti, no la asustes.
Te deseo lo mejor.

querida_enemiga dijo...

Buenos días en el más amplio sentido de la expresión. Que te dure.

Marta Marin Soto dijo...

Me encanta Heroes del silencio y me encanta la sensación "de que nadie me pueda tocar" aunque solo me dure 5 minutos. Me transmites optimismo! Gracias!

Duschgel dijo...

Me haces sonreír, y creo que no hace falta que te describa cómo.

Sé feliz, Sir Villet.

Candela dijo...

Se te ve fuerte y feliz.
Estoy supercontenta.

Carolina dijo...

Que bueno saberle tan feliz...

Que le dure esta felicidad toda la semana

De usted,

Sir Villet dijo...

Muchas gracias, de verdad.

Sueños

No dejes que nadie te toque, para quitarte ni una pizca de esa felicidad Cuídala!, Déjala volar sobre ti, no la asustes.

Es usted un pozo de sabiduría.

Besos.

Querida

Espero que dure, de verdad. Eso lo dirá el tiempo.

Besos.

Marta

Hoy soy optimista, señorita Marta y, tras una buena ducha de realidad, lo continúo siendo. ¡¡Me alegra transmitirle parte de mi alegría!!

Besos.

Duschgel

Sonriamos con una sonrisa limpia. ¡Brillemos!

Besos.

Candela

La gente que me rodea me ha dado esta fuerza.

Besos.

Carolina

Por lo pronto fue un muy buen lunes. Y eso es mucho. Lo demás ya vendrá.

Besos.

Lara dijo...

Qué alegría transmite usted, Sir Villet! Cuando uno sonríe, por dentro y por fuera, los ojos brillan más de lo normal. ¿Le brillan a Vd. los ojos? Si es así, le deseo un brillo perpetuo.

Besos.

Sir Villet dijo...

Lara

Ciertamente mis ojos brillan. Llegar a un brillo perpetuo, por eso, es tan quimérico que sólo puede ser el mejor de los deseos, gracias.

Besos.

Candela dijo...

BESOS BESOS Y MÁS BESOS!!!