miércoles, 9 de septiembre de 2009

Reflexionando 3

Opciones ante trenes perdidos.

- Coger un autobús.

- Tener un amigo que te lleve en coche a la siguiente estación.

- Cambiar de vía.

- Lamentarse ayer, hoy y siempre.

- Explicar(se) y reflexionar(se) sobre las vías, el rozamiento, las características del tren, el carbón necesario en un tren eléctrico, la probabilidad de que pinche una rueda…

- Desear que se pinche una rueda.

- Pensar que, en verdad, el tren no te merecía.

- …

6 comentarios:

Pimkie dijo...

Llamar para avisar de que llegas tarde!

Efe Morningstar dijo...

Y si el revisor te echa del tren a patadas y te deja en mitad del desierto de los Monegros, ¿entonces qué?

nochnoi dozor dijo...

HE DESCUBIERTO QUE A CUALQUIER LUGAR, DESDE CUALQUIER PUNTO, SE PUEDE LLEGAR EN BUS. AUNQUE TENGAS QUE COGER SIETE.
LO HAS PROBADO?

Duschgel dijo...

Te ha afectado esto de perder el tren. Claro, como normalmente se atrasan...

Sir Villet dijo...

Pimkie

Se nota que está usted felizmente casada ;)



Efe

Pero... ¿pagó el boleto?


Noch

Los autobuses son para proletarios, señor Noch. Yo siempre voy en Jet :O


Duschgel

Todos llegan tarde menos el que necesita.

Antígona dijo...

Por supuesto que el tren no te merecía. Un tren que no lo espera a uno es que no lo merece :P

Pero me quedo también con la opción 4 -explicar(se) y reflexionar(se)-. ¡Es muy importante pensar sobre los trenes! :P

A sus pies, Sir Villet.