viernes, 2 de noviembre de 2007

Donde hay pelo hay alegría 4

3 comentarios:

Duschgel dijo...

Es lo que tienen los puentes. No hay nada como quedarse en la ciudad cuando los demás salen corriendo.

Tako dijo...

La verdad es que es cuando más disfrutas de la ciudad :-)

Besos

Antígona dijo...

Caray, Tako, qué prolífico andas últimamente, tanto en tus viñetas como en tus post. A ver si me pongo al día.

Pero, ¿quién era el peor enemigo de Willy? ¿Una maquinilla de afeitar? :P

¡Un besazo enorme, Tako!