viernes, 9 de noviembre de 2007

Donde hay pelo hay alegría 5

4 comentarios:

Antígona dijo...

Jajaja, ¡si es que la laca tiene mucho peligro!

Dile a Willy que mejor otra vez, si no quiere despeinarse, utilice un fijador de esos de nueva generación. ¡Que lo de la laca ya se ha quedado antiguo, hombre!

Aunque yo me sé de una que últimamente se pondría toda la laca del mundo si eso le privara temporalmente de la capacidad de hablar. En fin...

¡Un beso enorme!

Tako dijo...

Es que, al ser hombre, no sabe que hay cosas más avanzadas que la laca :P

Lo que me tienes que explicar mejores eso de que no quieres hablar...

¡Un beso gigante!

Duschgel dijo...

Pobre Willy, ¡que se nos acartona!

Antígona dijo...

No tiene ningún misterio, Tako, que tú ya sabes a qué me dedico yo y la cantidad de horas que me paso hablando/berreando. Y eso es agotador.

Así que si me quedara muda unas semanitas, al menos descansaría un poco :)

¡Más besos!