lunes, 29 de octubre de 2007

Clases de protocolo VIII

Hoy

Como triunfar en la primera cita

- Eres un sol.
- Prefiero ser la luna, gracias.


- Antes de empezar nada decirte que soy seco, demasiado directo, frío, distante...
- ¿Me recitas tus defectos?
- Que va, esas son mis virtudes.

7 comentarios:

Duschgel dijo...

Pues según quién y cómo me lo dijeran, me daría la risa. Y me imagino perfectamente la situación :)

Claro que si me lo suelta un tío obtuso que va de gracioso o de cool, vamos, es que ni me espero a que termine la frase :P

Y es que la comunicación va más allá de las frases a secas (esto parece un lema). Ya se sabe: hay silencios, miradas o sonrisas que les pueden dar un giro radical, o que incluso pueden prescindir de ellas.

Ahora veo que mi comentario es más largo que tu post :P

nochnoi dozor dijo...

AL MENOS NO TE HAN DICHO: "PERDONA PERO CREIA QUE ERAS UNA PERSONA NORMAL......"

SIEMPRE HACIENDO AMIGOS.

ESTIMADOS SALUDOS.

El veí de dalt dijo...

Arribarà lluny, amic... No ho dubti.

Tako dijo...

Duschgel

¿Puedo ser cool? O eso sí que no me lo han dicho nunca :P

Hombre claro que la comunicación va más allá de las frases secas pero… ¿Cómo se explica un silencio? Prometo intentarlo, de verdad de la buena.

Besos coooooooool :P

NOCHNOI DOZOR

HOMBRE ME HAN LLAMADO RARO VARIAS VECES Y MUY DIVERSAS PERSONAS ¿ESO CUENTA?

PREOCUPADOS SALUDOS

Veí

¿Més enllà del infinit? Mmm Bon títol per un llibre.

Duschgel dijo...

Hay cosas, amigo mío, que sólo se pueden hacer en directo.

¡Un beso!

Antígona dijo...

Por fortuna hay personas que no se fían de las primeras impresiones y que siempre dan una segunda oportunidad... ¡pero no siempre una tercera!

Es que es tan fácil meter la pata... que tire la primera piedra quien no haya cometido alguna torpeza como ésta.

Yo desde luego no la voy a tirar.

¡Besos protocolarios!

Tako dijo...

Duschgel

Hija mía eso no te lo voy a discutir (debo estar raro hoy que no discuto nada)

¡Dos besos!

Antígona

Hay a veces tendríamos que pensar 4 veces las cosas antes de decirlas... claro que entonces todo perdería un poco de mágia.

¡Besos mágicos!