viernes, 26 de octubre de 2007

Ciencias de libre configuración

Un arquitecto diría que es imposible. Físicos, matemáticos o químicos hablarían de grupos, elementos, relaciones, fuerzas, inercias, rozamientos, magnetismos… y asegurarían que hay cosas que no pueden suceder.

Me pregunto que harían si tuvieran en su mano la piedra angular. ¿La tiraría o la utilizarían?

Visto desde otro punto de vista las matemáticas son un viaje a un terreno salvaje y extraño, en el cual los exploradores se pierden a menudo (W.S. Anglin). Talvez por este motivo nos hemos unido en una parte de ese camino, o no, para perdernos juntos sin GPS. Pero eso si, con mapas.

Puede que lo nuestro... sea una casualidad. La casualidad favorece a las mentes entrenadas (Charles Babbage). Lo que llamamos casualidad no es más que la ignorancia de las causas físicas (Leibnitz). Te puedes quedar con la que quieras.

Pero, si hemos de definirnos, podemos seguir robando frases y recurrir a Asimov: “la frase más excitante que se puede oír en ciencia, la que anuncia nuevos descubrimientos, no es eureka sino es extraño....

5 comentarios:

Dejate_Llevar dijo...

Muy extraño… Lol, solo se me ocurre esto:

-“Claro que lo entiendo, incluso un niño de cinco años podría entenderlo.¡Que traigan a un niño de cinco años!.
-Y “No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo” (Groucho Marx).

:). xD.

Duschgel dijo...

Me quedo con la de Leibnitz.

Y los mapas... ¡Qué te voy a decir! Son más románticas las experiencias con los mapas que con un GPS. Hasta los puedes tener tirados por el coche y a nadie se le ocurrirá abrírtelo para robártelos (si a caso te abrirán el coche para joderte, pero los mapas te los dejan dentro).

Besos encaminados sin mapa ni GPS

Tako dijo...

Dejate_Llevar

Jajajaja... si nos ponemos con Groucho seguro que no acabamos... yo también me quedo con que es extraño

Besos normales y extraños :P

Duschgel

O incluso sin mapa para descubrir cosas nuevas... de todas maneras hay alguno que, como mínimo, necesitamos un mapa... aunque no le hagamos ni casa.

Besos mínimos y máximos

Besos

Antígona dijo...

¡No, no y no! Discrepo rotundamente con Leibniz, porque las causas meramente físicas no nos ayudan a entender el porqué de ciertas extrañas coincidencias. ¡He dicho!

Y además, una vez se produce el inexplicable encuentro, ¿qué más da que no lo podamos explicar? Tendrá el sentido que nosotros queramos darle y eso será lo que determinará lo que de él hagamos. Y para eso no creo que sirva mapa alguno.

¡Besos angulares!

Tako dijo...

Ahí está nuestra discutidora oficial :P

A ver... no es por defender a Leibniz (cosa que, como tú entenderás, ni me va ni me viene) pero supongo que era su manera de decir que la casualidad no la puedes explicar por razones "normales".

Pero vamos que estamos de acuerdo (si puedes usar está última frase en tuy favor) y mejor tirar los mapas y, simplemente, disfrutar del paisaje.

Besos angulosos :P