lunes, 5 de febrero de 2007

Vives engañado

Como ya sabes, cuando empezamos un post con una introducción es que va a ser largo. Una de nuestras mejores amigas odia los pelos (se acabó casando, por eso, con un chico peludo... pero, a su favor, decir que le hizo depilarse) así que este post no va dedicado a ella. La idea se inició tras ver esto, luego se asentó leyendo este post y por último alguien adivinó el tema sin decirle nada. Así, pues, la culpa no es nuestra, señor juez. Fueron Dushgel, Amost-Evil y Querida-Enemiga. Nosotros no queríamos. Nos han obligado.

Imagínate que eres una mesa.

Cuatro patas, blanca.

Una mesa de una cocina.

Si lo has conseguido entonces imagina que, encima tuyo, tienes un botella de licor, dos vasos, una cubitera, unas tapas y varios codos o brazos (hasta cuatro a la vez) que se van apoyando.

¿Sí?

Pues, si has conseguido el estado mental correcto, entonces podrías oír esta conversación.

- Vale... entonces... estamos de acuerdo. (Glup).

- Sí, la publicidad nos engaña. (Glup). Ahora dime algo que no sepa.

- ¿Cómo lo de la Candelera/Candelaria?

- Touché... (Glup) ¿Has visto ese anuncio?

- (Glup).

- Sale con el lema de "nosotros cuidamos la publicidad". Me recuerda a Eugenio*. (Glup).

"Vale, gracias, pero... ¿hay alguien más?**"

- Estamos de acuerdo. (Glup, glup).

- Tenemos que hacer algo al respecto. (Glup, glup, glup).

En este momento debes dejar de imaginar que eres una mesa de cocina, si quieres seguir la conversación. Tu mente debe sintonizar con la de un balcón, que nota como cuatro pies le pisan y oye una multitud exacerbada que grita.

- Compañerossssssss.

-UEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE (grito de multitud)

- Basta ya de engaños.

- ¡¡Basta ya de engaños!!

- Basta ya de mentiras.

-¡¡¡Basta ya de mentiras!!!

-Basta ya de alargar la introducción del post poniendo frases absurdas y largas que, además, no tienen ningún sentido, ni relación alguna, en general como concepto, con el tema que queremos tratar y no hacen más que despistar la atención y fomentan la perdida de tiempo cosa que no nos podemos permitir en esta nuestra sociedad.

- ... ... ...

- UEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

- Teneís que pensar por vosotros mismos.

-¡¡¡¡¡Tenemos que pensar por nosotros mismos!!!!!

-Hoy... vamos a saber toda la verdad.








Queridos y amados publicitarios del mundo:

Estamos hartos de vuestras mentiras en los anuncios sobre maquinas y maquinillas de afeitar.

Hacen ustedes publicidad engañosa.

Estamos hartos de hombres que ni tienen cara de sueño, ni están despeinados, que, además, sonríen. Esas cosas no existen.

¡Hartos!

Además: mienten.

Vilmente.

Señores publicistas. Esto es una barba de dos días.


Bueno... esto es un cuello como para tirar carros.

Y esto un granito.

Aquí.... una foto mal tomada.


- Menuda papada, ¿no?
- ¿Dos días esa barba?
- Bueno... ponle tres.



Y estos son los productos que ustedes anuncian.



Este post está patrocinado.
Con dos narices.



Primero la máquina elétrica.



Dar cera.


Pulir cera.



¿Alguien me puede decir que va a pasar después de un minuto pasando la máquina eléctrica?

¿Eh?



Los resultados:
1.- Eso ni es afeitado ni es nada.
2.- Fijaros en el estado de la piel: lamentable.
ES UN ENGAÑOOOOOOOOOOOOOO



Vale, vale.

No nos ponemos nerviosos.

Es cierto, una barba de tres días (va, pon cuatro) es demasiado para un maquinilla eléctrica.

Pasemos al plan B.



¿Crema de afeitar con brocha o de bote?
Otro gran dilema de la humanidad.


Jo, jo, jo... Feliz Navidad.


Esto de cortar fotos tiene su gracia.


ADVERTENCIA: AFEITARSE MIENTRAS MANTIENE UNA CÁMARA EN LA OTRA MANO PUEDE PROVOCAR CORTES. BUENO... MÁS CORTES

Pasamos entonces al juego duro. La maquinilla. Técnicos, ingenieros y doctores dedicados a unos pocos objetivos: añadir cuchillas a las maquinas (la próxima tendrá cinco), conseguir el apurado prefecto (ya, venga, ahora una de indios) y que no te cortes (leer la advertencia anterior).


Estoy armado y soy peligroso.



Busquen los cortes.... busquen.



Pero no.

Mentira.

Un m.... apurado.

Tras varias pasadas (a favor y contra pelo) este es tu resultado.


Esta es la explicación: por eso nos dejamos estos tipos de barba.
Estas zonas son las más complicadas.
Observa aquí: más cortes.


Algo similar pasa con la perilla.

Total que, para conseguir esto:

Hemos tenido que:

1.- Pasar la eléctrica por una mejilla, para hacer la foto.

2.- Mojar y enjabonar.

3.- Afeitar a favor de pelo.

4- Limpiar, aclarar y enjabonar de nuevo.

5- Afeitar a favor de pelo II

6.- Aclarar y volver a enjabonar.

7.- Afeitar a contra pelo.

8.- Aclarar y enjabonar.

9.- Retocar las zonas muertas.

10.- Repasar con el tacto tu barba.

11.- Eliminar (ahora, sin acalarar ni enjabonar) los pelos rebledes.

Por eso.

Es una mentira su publicidad.

Queremos un publicidad realista ya.

Eso o que nos devuelvan el dinero.

*Humorista catalán fallecido que, preadolescentes y adoslecentes que leéis estas líneas, no tenía nada que ver con Risto. Unos chistes suyos.

**El chiste al que nos referimos es este.

Editado por Sir Villet.- El proximo será sobre las mentiras de la publicidad: los productos para evitar la caída del pelo.

4 comentarios:

Tako dijo...

Sir Villet: le odio.

Duschgel dijo...

Jajaja, ¡qué mal que andáis!

Lo mejor de todo es la alegría con que se pasan la cuchilla en los anuncios, así, ¡ras! ¡Toma ya! Pero como eso es mentira, pues también es mentira que te venga luego la chica detrás acariciándote como pensando "¡éste es mi hombre!".

¡Un post genial!

Almost Evil dijo...

Muy bueno, muy bueno... Jajajajajajaja... Además, el reportaje fotográfico no tiene precio.

Pimkie dijo...

Cuando toque depilarme las piernas, recordaré el genial post de Tako de hoy... Mejor: creo que lo imprimiré y lo guardaré en la mesilla de noche, por si a "alguien" se le ocurre hacer algún comentario desafortunado...