lunes, 26 de febrero de 2007

Cuando la realidad es… exactamente eso

A estas alturas habrás visto la canción del día antes que el post. El sábado por lo noche pensé en la realidad y me acordé de les Luthiers. Hay (puedes detectarlos fácilmente si ellos no lo hacen en los comments) personas que conocen y gustan de estos fabricantes.



Vas a leer un post editado y no sólo eso. Es un post permitido por el código de confidencialidad.

Por lo demás… espero que este post sin género y desordenado no te estrese mucho.


La noche empezó mal. La cena que teníamos programada (me da que hoy no tengo ganas de links, lo siento) se tuvo que postergar. Pero luego tuve una noche de lo que he empezado a llamar tenis mental. A, ante, cabo (sigue, todos nos sabemos las preposiciones)… parejas.

D nos vino a buscar con M a su lado. M venía sin su M. Quiero decir, sin su pareja. D va por M, M lo sabe, yo lo se, creo que el universo lo sabe. Lo que piense M, sobre todo ello, creo que no lo sabe nadie. Ni M. Bueno... D sí.

Me senté atrás, al lado de S (P para los amigos) que me contó que su próxima operación. Una de esas operaciones que, médicos rollo House informando, pueden provocar que no llegue a reproducirse.

X ataca a A, a quién va de verde, a la barra, a la pista. X ataca, en general como concepto, pero, desde que lo dejaron con A, no es el mismo.

En el otro coche venía J, que había roto con R (no estaba en ese coche pero venía también, por otro lado) y, no sólo yo, parecía que empezaba una nueva historia con M. Con R viendo todo el panorama.

GPS de D mediante, vamos a buscar el otro coche. En él nos esperan J y N. Han salido juntos, han roto, han vuelto, han roto, han vuelto… bueno, ya sabes. Nadie sabe en que momento están pero D y R le dicen a C que aproveche para atacar a N. Le animan a meterse en medio.

En el mismo coche, con una demostración de narices, vienen R y A. R con cara de entierro y circunstancias. A de apoyo moral pero, como R, acaba de romper con su pareja.

Mientras tanto, C se da cuenta que ha subido a un podium una extranjera, vestida de cuero, dejando poco a la imaginación y con unos tacones largos. La mira, la repasa, la admira y se acerca a ella para decirle cuidado no te resbales, el suelo está mojado.

N y M deciden salir en dirección la puerta, a la playa. Más tarde salen a disfrutar de la vista y la brisa todos en este orden y grupos: N, J, M y J; M y J... Los únicos que no salen en ningún momento son D, C y R. D, M y S (P) se van antes.

C aprovecha para bailar con R, intentar bailar con N y observar que todos buscan, por un par de claras razones, bailar con A.

Mientras Sir Villet se ha dedicado durante la noche a invitar a cervezas al personal y yo tomo apuntes que sino… de qué.

Y volvemos pensando que las olas de amor siguen. Llegan al mar, dejan parte de arena, se lleva otra tanta. Y, sin querer queriendo, nos viene una canción a la cabeza.

7 comentarios:

El veí de dalt dijo...

Con tanta inicial, ya me hecho un lio alfabético! Era una fiesta, no?

Duschgel dijo...

Sí, las olas del amor vienen y se van. Suerte que la buena amistad permanece :-)

Tako dijo...

Veí

Toda un fiesta y el fin de semana internacional del amor también.

Un abrazo.

Duschgel

Un roca cuesta más de romper/llevarse que la arena.

Besos

Duschgel dijo...

¿Cómo sabes que estaba pensando en una roca?

Tako dijo...

Duschgel... elige una de las siguientes:

- Es una metáfora clásica.
- Suerte o la otra palabra que empieza por s
- Soy brujo

Besos

Candela dijo...

Yo pensando que lo de las iniciales tenía truco y venga a intentar acertar la palabra que se formaba con las letras... Me vuelvo a releer el post.

Tako dijo...

Léelo pensando en que son iniciales del grupo de folloneros, todas reales.

Y no era que yo estuviera especialmente atento (más bien soy un poco despiste) es que el sábado parecía un partida de ajedrez amorosa a cinco bandas.

Un gran beso Candela.