lunes, 9 de octubre de 2006

Ejercicio de estilo

Dos post sobre libros es demasiado. Así pues invito a demostrar, de forma fehaciente, la capacidad literaria de, por ahora, las visitantes públicas de Takolandia realizando un ejercicio de estilo. Se trata, para quien no lo sepa, de jugar con el texto que pongo y transformarlo en otro más rico sin que pierda su significado.

Llegó tarde. Esperaba una resolución y la obtuvo. Decidió salir y coger el primer transporte que pasara. Cogió el tercero sin saber adónde iba. Pensó en el resultado. Reflexiono sobre su vida. Pensó el resultado. Sonrió. La resolución pasó a segundo plano. Luego volvió a casa. Esperaba. Saltó los formalismos. Hizo lo que quería. Disfrutó. La resolución paso a tercer plano. Se despertó. Se duchó. Desayunó. Volvió en el primer transporte. La solución ya no existía.

8 comentarios:

neblina dijo...

Querido Sir Villet, alabo su propuesta, sin embargo el tiempo de ocio en el curro no es tan extenso, haré un poder...

Pero si no me da tiempo, aprovecho la ocasión para saludarle!

Sir Villet dijo...

Muchas gracias por su alabanza. Y por el saludo.

Estese tranquila, antes de usted espero que mi compañero se digne a participar.

Tako dijo...

Por alusiones.

Llegó tarde (no tanto como para desesperarla, lo suficiente como para ser considerado una falta de respecto… empezó mal la cita). Esperaba (desesperadamente) una resolución (o, al menos, algo que se aproximara) y la obtuvo (pero no la que esperaba). Decidió salir (lo que era difícil con aquel gorila – que recordaba a un armario empotrado - en la puerta) y coger el primer transporte (urbano, interurbano o lo que surgiera) que pasara. Cogió el tercero (el primero resultó ser un taxi apestoso y el segundo un tranvía vespertino - que había tenido un accidente la semana anterior - lleno de borrachos) sin saber adónde iba (cosa que, de todas maneras, no preguntó). Pensó (mientras miraba como la urbe se levantaba delante de sus ojos y el mundo empezaba su curso acelerado) en el resultado (se lo había dicho fríamente y ella aún estaba situándose). Reflexionó sobre su vida y sonrió (al fin y al cabo él volvía de fiesta, el alcohol mantenía su estado de ánimo). La resolución pasó a segundo plano (sí, se lo había negado pero él se había sacado un peso de encima… no temía la nueva responsabilidad, el reto… simplemente llevaba demasiado retrasando la decisión).

Luego (tras estar un rato perdido por la ciudad) volvió a casa. Esperaba (recién levantada, con esa extraña belleza matinal que solo lo es para quien te ama). Saltó los formalismos (vio que era la mujer que quería). Hizo lo que quería (de hecho lo que ella buscaba hace tiempo, quizás por eso la sorprendió) y disfrutó (de una manera salvaje). La resolución paso a tercer plano.

Se despertó (ese día llegaría tarde al trabajo). Se duchó y desayunó (con ella). Volvió en el primer transporte (el metro de un lunes siempre es igual de horrible). La solución ya no existía (se empezaba a olvidar de toda la historia).

Neblina: gracias por su atención. El tiempo, por desgracia, no es elástico. Y ahora puede usted jugar con mi frase.

Sir Villet: sí, estoy ironizando sobre mi mismo. Sí, también he ironizado sobre usted. Por cierto en el café tenemos que discutir, yo creo que ya he hecho mi post en esta respuesta.

neblina dijo...

Bueno allá va...

Llegó tarde (a pesar del esfuerzo, no contaba con la avería del metro, no iba a llegar, último examen, última prueba para obtener el ansiado aprobado en la oposición que había ocupado sus últimos 4 años de vida). Esperaba (angustiosamente) una resolución (pero no de esta manera, de esta forma no) y la obtuvo (antes de lo esperado de forma distinta, no era lo oficial, no tenía que haber sido así pero no había llegado a tiempo). Decidió salir (solo notaba empujones, oía una voz que trataba de reconfortarla, pero nada llegaba solo resonaba en su cabeza –lo siento, el aula está cerrada, cerrada, cerrada...) y coger el primer transporte (del tipo que fuera, a poder ser rápido, muy rápido) que pasara. Cogió el tercero (el tren tardaría demasiado, la cola del autobús le angustiaba, se decidió y cuando aquel chico de ojos profundos preguntó si la llevaba a algún sitio, ella aceptó sin dudar ) sin saber adónde iba (él preguntó, pero ella simplemente le miró con los ojos hinchados y él la sacó de allí). Pensó (mientras observaba a la gente por la calle, gente que iba y venía, no sabía a donde, sonreían, hablaban unos con otros...) en el resultado (suspenso, si suspenso en que? En encierro, en estudio, en estabilidad?). Reflexionó sobre su vida y sonrió (toda la vida se le abría a sus ojos como si fuera nueva, los colores los olores, todo era nuevo). La resolución pasó a segundo plano (de repente había demasiadas cosas que hacer, para empezar, preguntarle a aquel chico su nombre, sólo por empezar de alguna forma, por primera vez desde hacía una hora, dejó de llorar).

Luego (después de dos cafés y un paseo) volvió a casa. Esperaba (toda su familia preocupada y nerviosa sus noticias). Saltó los formalismos (les abrazó y les besó a cada uno). Hizo lo que quería (les explicó lo que había pasado y el giró que había dado su vida en unas horas, sus padres vieron por primera vez en mucho tiempo felicidad en su mirada) y disfrutó (como no lo hacía hace tiempo de la compañía de los suyos). La resolución paso a tercer plano.

Se despertó (con la sensación de haber librado una batalla a muerte). Se duchó y desayunó (todos querían ver su reacción del “día siguiente”, pero estaba radiante). Volvió en el primer transporte (hoy le apetecía coger el tren, disfrutarlo). La solución ya no existía (había quedado con él en 20 minutos).

Sir Villet dijo...

El jurado (yo) determinará en breve... Pero por ahora lo tiene claro.

Tako dijo...

Conociendo al jurado casi que empieze a felicitar a Neblina.

Pero que conste en acta que ha copiado mi "estilo"

Gracias por participar Neblina, haz hecho feliz a Villet que podrá decir que no he ganado.

neblina dijo...

Que fuerte me parece... acusada vilmente de copiar su "estilo"??!!!

Además mi relato aborda la búsqueda de la felicidad y de uno mismo, y el suyo... sexo... ay! hombres...

ha sido un placer participar, y yo lo dejaría en tablas!

Tako dijo...

No es sexo no es sexoooooo

Bueno si... pero... pero.... el suyo también el suyo tambieeeeeeen (en el fondo).

Por cierto felicidades. El jurado ha fallado (nunca mejor dicho) a su favor. Pero no me corroe la envidia, no.