jueves, 15 de octubre de 2009

Huno

Uno era un huno único. Uno era un individuo simple, homogéneo, indiviso, inseparable de si mismo… un huno distinto, especial. No destacaba por ser particularmente hábil, ni original, ni notable, ni extraordinario pero era un tipo raro, peculiar, extraño, misterio, sorprendente y absurdo. Cabalgaba por la estepa con sus compañeros, cuál llanero solitario. Típico y diferente.

Pd.- Uno fue el primer caso de personalidad múltiple.

2 comentarios:

Esencial dijo...

Si era simple, homogéneo e indiviso ¿cómo es que tenía personalidad múltiple?

Todos somos unos hunos únicos.

Cabalgaba con sus compañeros cual llanero solitario.... hummmmm sí, yo también me he sentido sola estando rodeada de gente.

Besos a todos!!

Duschgel dijo...

Claro, ¡se haría un puto lío el hombre! Seguro que no sabía si escribir Uno o Huno. Las haches no sonarán en español, pero joden.