martes, 29 de mayo de 2007

Algo para leer XII

Los formales y el frío

Quién iba a prever que el amor, ese informal,
se dedicara a ellos, tan formales,

mientras almorzaban por primera vez,
ella muy lenta y él no tanto,
y hablaban con sospechosa objetividad
de grandes temas en dos volúmenes
su sonrisa, la de ella,
era como un augurio o una fábula
su mirada, la de él, tomaba nota
de cómo eran sus ojos, los de ella,
pero sus palabras, las de él,
no se enteraban de esa dulce encuesta

como siempre, o como casi siempre,
la política condujo a la cultura
así que por la noche concurrieron al teatro
sin tocarse una uña o un ojal
ni siquiera una hebilla o una manga
y como a la salida hacía bastante frío
y ella no tenía medias
sólo sandalias por las que asomaban
unos dedos muy blancos e indefensos
fue preciso meterse en un boliche

y ya que el mozo demoraba tanto
ellos optaron por la confidencia,
extra seca y sin hielo por favor,
cuando llegaron a su casa, la de ella,
ya el frío estaba en sus labios, los de él,
de modo que ella fábula y augurio
le dio refugio y café instantáneos

una hora apenas de biografía y nostalgias
hasta que al fin sobrevino un silencio
como se sabe en estos casos es bravo
decir algo que realmente no sobre

él probó sólo falta que me quede a dormir
y ella probó por qué no te quedas
y él no me lo digas dos veces
y ella bueno por qué no te quedas
de manera que él se quedó en principio
a besar sin usura sus pies fríos, los de ella,
después ella besó sus labios, los de él,
que a esa altura ya no estaban tan fríos
y sucesivamente así
mientras los grandes temas
dormían el sueño que ellos no durmieron.

Mario Benedetti

7 comentarios:

Duschgel dijo...

Esta vez nos ha regalado usted un poema precioso sobre cómo la formalidad y el frío les llevan a la informalidad y el calor.

Me gusta en especial:

una hora apenas de biografía y nostalgias
hasta que al fin sobrevino un silencio
como se sabe en estos casos es bravo
decir algo que realmente no sobre


porque son momentos que todos vivimos. Ese silencio... ¡ay, ese silencio!

A sus pies.

nochnoi dozor dijo...

SR. SIR VILLET, ES USTED ADIVINO? O TENEMOS ALGUN AMIGO EN COMUN O ALGO......NO ME LO EXPLICO. HACE DOS DIAS QUE DIGAMOS HE "TERMINADO" UNA RELACION, EN LA CUAL LA OTRA PERSONA ME DIO A LEER ESTE MISMO POEMA.......EXTRAÑO, RARO, PURA COINCIDENCIA? (ojo, me lo dio a leer hace tiempo) PERO NO DEJA DE SER CURIOSO.
INQUIETANTES SALUDOS......
PD.:ESTE POEMA ES FAMOSO? QUIERO DECIR ES MUY CONOCIDO?
PD.2: DISCULPE MI IGNORANCIA.

Tako dijo...

SÍ, NOCHNOI DOZOR... VUESTRO AMIGO EN COMÚN ES EL RECEPCIONISTA O EL BOTONES...

SALUDOS DE 3 ESTRELLAS

nochnoi dozor dijo...

QUE FIJACION!!!!

YO NO ENTRO EN NINGUN HOTEL DE MENOS DE 5 ESTRELLAS.

EN SERIO, TENEIS QUE CAMBIAROS EL LOGO, TAKO ES EL VILLANO.....SEGURO.

SERENOS SALUDOS

Antígona dijo...

Sir Villet, un poema precioso que no conocía y que he descubierto gracias a Ud :-)

Me ha parecido verme retratada en muchos de sus versos, y me ha evocado mil cosas. Y no digamos el beso, probablemente el que más me gusta de toda la historia de la fotografía.

Sir Villet, ¿se nos está volviendo Ud. un romántico? Mire que a los villanos no les pega eso :P

Suya en verso y en prosa.

Sir Villet dijo...

Duschgel

Es curioso cómo se llega a comunicar tanto en esos silencios, ¿verdad?

Suyo, desde el silencios

Nochnoi Dolor

ME SORPRENDE USTED UNA VEZ MÁS. INCLUSO ME SORPRENDE MÁS QUE ESA PERSONA CON LA QUE HA “TERMINADO”. ENTRE LOS POCOS POEMAS QUE CONOZCO NO ENFOCO ÉSTE COMO UNO QUE YO MOSTRARÍA A LA HORA DE TERMINAR.

EL AUTOR ES FAMOSO EL POEMA YO LO CONOCÍ EL MIÉRCOLES, HASTA ENTONCES NO LO HABÍA CONOCIDO.

SALUDOS ADIVINADORES


Tako

¡¡Envidioso!!

Suyo

Antígona

Un placer mostrarle el poema, sobretodo si ha evocado en usted sensaciones.

Y… bueno… ya sabe… no sé si es romanticismo (que de eso sólo tengo 1 vez cada tiempo) o que la primavera, al final, también me ha afectado.

Suyo, floreciendo

nochnoi dozor dijo...

NO, SI ME LO MOSTRO HACE TIEMPO, PERO NO DEJA DE SER CURIOSO.

POETICOS SALUDOS.
PD.:INDEPENDIENTEMENTE DE TODO, EN SU MOMENTO ME GUSTO.